El espacio del silencio

En un país con una cultura de silencio y de duelo, es imperativo empezar a visibilizar las vidas detrás de las cifras, tras el alza de muertes debido a la pandemia mundial CoVid-19. Es más urgente que nunca permitirle a las personas reconocer a sus seres queridos, cambiando los códigos necesarios para permitir y apaciguar los procesos de dolor.

Un jardín necesario

En conjunto, podemos crear consciencia y llevar la mirada a las despedidas. Somos un espacio digital creador para recordar a quienes no están más aquí y que no pudieron ser velados. Partiendo de esto, nuestra intención es tejer redes de apoyo, unirnos, en vez de dividirnos, dignificar las vidas que se mimetizan con las cifras, abrir conversaciones sobre las pérididas, la memoria y la identidad. Almacenar las historias de nuestra Historia nos puede empoderar como sociedad. Es un proyecto sobre memoria viva.

Somos una iniciativa independiente y social. El objetivo principal de Jardín General es acompañarnos, brindar consuelo y reconocernos. Este proyecto contribuirá, a largo plazo, a lo que grandes artistas, periodistas, administradores culturales, cineastas, etc llevan ya años trabajando: la identidad y la memoria salvadoreña. Es con amor, por y para salvadoreños que están y que ya no están con nosotros.

Misión y visión

Todos los días, registramos las historias que nos comparten de manera a sembrar cariño, recuerdos y flores en un jardín generado por/para todos nosotros, la comunidad salvadoreña.

Nuestra visión se trata de recordamos y dignificar las historias de fallecidos, feminicidios, desaparecidos, para acompañar el duelo y fortalecer la memoria colectiva.

Dónde estamos

El jardín general tiene como objetivo reunir las historias que nos compartan de manera a sembrar cariño, recuerdos y flores en un jardín generado por/para todos nosotros, la comunidad salvadoreña. A medida vayamos abriendo esta sala de velación, tendremos un jardín para poder enflorar todo el año.

Nuestras áreas de trabajo se centran en la recopilación de historias, el tratamiento de la información que nos permite publicar obituarios y darle una página dentro del jardín a cada una de las personas registradas y sistemáticamente pensar en otras maneras de llenar vacíos: a través de foto reportajes, videos, y otros subproductos del recuerdo. Somos un esfuerzo continuo por darle espacio a las voces, recuerdos y la memoria de quienes no han sido velados por el pueblo salvadoreño. Trabajamos con en equipo, de manera multidisciplinaria y abierta a la colaboración y al diálogo.