Reyes Dolores Cruz Hernández
(1947, Usulutan - 2013, Sonsonate)

Gordo, hombre de gran fé, mecánico industrial y papá generoso que siempre decía: "Si no alcanza, déles de comer a ellos. Yo me quedo sin comer".

Reyes, alma llena de luz, formaba amistades con todo el mundo. Requirió más atención y mejor cuidado del que recibió. Su espíritu de lucha queda impregnado en su amada esposa y sus hijos, que miran el dolor de su partida antes de tiempo con lamento y perdón.

“Lo amamos y extrañamos”- Su hija

Deja tu muestra de cariño